Beneficios de reconocer un Ser Supremo

Debido a la paulatina mundanización de las actividades del ser humano y por ende, a la acogida de la propaganda secular, hoy en día casi nadie habla de Dios. Al intentar hacerlo, muchas personas se sienten tontas, supersticiosas, defensoras de posturas anticientíficas, cómplices de los seudoreligiosos ―que predican acerca de Dios pero al mismo tiempo cometen crímenes contra la humanidad― o temerosas en aquellos lugares donde imperan los regímenes fundamentalistas. Pero si prestamos atención a las recomendaciones de importantes sabios, nos daremos cuenta de que cerrarse al conocimiento del infinito, de la Divinidad, es desaprovechar la contribución de la fe en el desarrollo de la conciencia.

La Oidaterapia es una psicoterapia que enseña cuan necesaria es la fe para actuar correctamente y revela el importante papel que desempeña la conciencia de Dios en la comprensión práctica e imparcial de muchos temas. Desde luego, la Oidaterapia está libre de todo dogmatismo, ya que garantiza la libertad del pensamiento y el derecho a rechazar todo cuanto no pueda aceptarse a través del sentido común o la voz interior del Animado.

Esta terapia puede liberar la mente de la perturbación que le ha generado el engaño y la tiranía, que son rasgos de los seres humanos mantenidos a través de la historia por el egoísmo. La Oidaterapia ayuda mucho en este sentido, al mostrar, por ejemplo, que el malestar producido por estos y otros rasgos problemáticos, se corrige y supera individualmente al contemplar su polo opuesto, que en este caso estaría representado por la Madre Tierra y su capacidad para proveernos todo lo necesario para vivir. Esas cualidades propias de la naturaleza nos invitan a desarrollar la creencia en algo que es benéfico y superior: El servicio y el cumplimiento, dos cualidades acentuadas por el Ser Supremo en las Escrituras sagradas de muchas culturas. No creer en esto es perjudicial para la humanidad, pues llevaría a los incrédulos a inclinarse por lo opuesto: La explotación.

Hablar de Dios es importante porque de dicho acto surgen concepciones superiores de la vida. Esta noción como ya se dijo está acompañada por la libertad que tiene el Animado de hacer preguntas de cualquier índole, las cuales obtienen respuesta desde distintas creencias místicas. Las conversaciones sobre un Ser Supremo también pueden eliminar muchos miedos, aclarar nuestra fe y afianzar el desarrollo de la conciencia. Esta terapia abre el camino de la búsqueda espiritual del Animado.

 La pregunta y la respuesta

El conocimiento del mundo se compone de preguntas y respuestas. Por esta razón, cuando las personas por ejemplo se abstienen por miedo de hacer preguntas y expresarse, se desencadena una problemática que debe abordarse para impedir que el ámbito de la conciencia quede reducido a un círculo precario.

Esta práctica de la Oidaterapia propicia un debate abierto y el interrogatorio, con miras a que el Animado o un grupo pueda expresarse. En primer lugar, se sugieren preguntas clásicas y se responden de acuerdo a la sabiduría de diferentes tradiciones místicas que se hayan ocupado de dichos interrogantes. El objetivo central es exponer el estado natural del alma y sus responsabilidades, para afianzar la fe o creencia en los derechos humanos en tanto legado de las enseñanzas de un Ser Supremo. Esta terapia permite revisar las opiniones problemáticas que el Animado dé sobre los temas abordados en la conversación.

Swami Paramadvaiti, Fundador de la Oidaterapia.

Síguenos en:

Web: http://oidaterapia.org
Formación:
http://formacion.oidaterapia.org/
Email:
contacto@oidaterpia.org

Obejtivo principal de Oidaterapia

El objetivo principal de la Oidaterapia es lograr que los seres humanos seamos felices, equilibrados, amorosos y saludables a través del encuentro con nuestra fe sanadora.

WordPress Video Lightbox